.
Connect with us

Mundo

Ruinas de iglesia pueden ser vistas en el agua clara por la cuarentena

lago Iznik

Ankara 10/junio/2020.- Uno de los pocos beneficios del encierro ha sido el impacto que ha tenido en el medio ambiente, ya que la gente disfruta de un aire y un agua más limpios en muchas partes del mundo.


El último ejemplo se encuentra en Turquía, donde los restos de una iglesia sumergida de 1.600 años de antigüedad han vuelto a ser visibles.

Increíbles fotografías muestran las aguas cristalinas del lago Iznik en la región noroccidental del país, con la basílica de la era bizantina a sólo un par de metros de profundidad.

Las ruinas, que suelen estar ligeramente cubiertas de algas, fueron descubiertas por primera vez en 2014 y son un ejemplo arquitectónico de los primeros tiempos del cristianismo.


En el momento del hallazgo, el Instituto Arqueológico de América nombró a esta iglesia como uno de los 10 mejores descubrimientos del año.

Los historiadores creen que fue construida en el año 390 d.C. en honor a San Neófito, un santo cristiano martirizado en el año 303 d.C.

Hablando en 2015, el Jefe del Departamento de Arqueología de la Universidad de Uludag, el Profesor Mustafa Sahin, dijo: «Creemos que la iglesia fue construida en el siglo IV o en una fecha posterior.

Sin embargo, esta iglesia se derrumbó durante un terremoto alrededor del 740 d.C., causando que se hundiera en el lago.

El Prof. Sahin dijo que estaba sorprendido por el hallazgo ya que había estado investigando en Iznik por años y nunca lo había encontrado.

«Cuando vi por primera vez las imágenes del lago, me sorprendió bastante ver una estructura de iglesia tan claramente.»

Se hizo eco de estos sentimientos en una entrevista con el Instituto Arqueológico de América, añadiendo: «No le creí a mis ojos cuando lo vi bajo el helicóptero.

Pensé para mí mismo: ‘¿Cómo es que nadie se dio cuenta de estas ruinas antes?'»

El Prof. Sahin también especuló que podría haber más de lo que se ve con el histórico hallazgo – en la forma de un templo pagano.

Los documentos sobre el área muestran un vínculo entre el emperador romano Cómodo y un templo que coincide con el de Iznik que, en ese momento, se conocía como Nicea.