.
Connect with us

Dinero

Asientos contables: operaciones económicas vitales para una empresa

Asientos Contables

Sin importar que tipo de régimen fiscal ni en qué país se encuentre operando, todas las empresas tienen tanto derechos como obligaciones a cumplir, según las disposiciones legales en materia de contabilidad y declaraciones fiscales que se les haya estipulado a la hora del registro y creación de una empresa.


La contabilidad es una técnica que permite generar una información cuantitativa, la cual es empleada para conocer los ingresos y egresos, clarificar y registrar transacciones financieras, la posición en la que la empresa se encuentra respecto a las metas establecidas, determinar los impuestos que deben declarar y cumplir, como también en la toma de decisiones económicas. La contabilidad, como dato interesante y sugerido, debería ser empleada también en cada núcleo familiar, con la única finalidad de tener una finanza sana.

Tanto los profesionistas (personas físicas) como las empresas (personas morales), están obligadas a llevar una estricta contabilidad, que deben ser registradas en un libro diario, libro de cuentas corrientes, libro de control de inventario, libro de clientes; como obligaciones comunes, dependiendo del giro empresarial, tendrán que llevar al corriente otras documentaciones.

Existe un registro (asientos contables) que se debe hacer día a día de manera regular en el libro diario, el cual sirve para cronologizar todas las transacciones realizadas, detallando el ingreso y el egreso, el deber y el haber, prestamos personales a empleados, depósitos en garantía, apertura de fondos fijos, envío y recibo de remesas en efectivo, pagarés bancarios, pagos a proveedores, pagos de impuestos, ventas al contado o crédito, anticipos, caja chica, entre muchas otras operaciones simples o compuestas. Si se saben llevar los asientos contables, la empresa tendrá una contabilidad sana.

Contar con una administración ordenada, permitirá saber cuanto dinero existe, cual es la deuda y cual es el deber, de manera inmediata. Esta información la puede pedir tanto un gerente, un director, el presidente o propietario, como también un fiscalizador; por eso, es importante que los asientos contables en el libro diario, estén ordenados, limpios y que su información cuadre con otros libros y archivos fiscales. Si quieres conocer más al respecto, te recomendamos visitar sitios especializados sobre el tema.